Monday, January 29, 2007

Convierte mi Agua en Vino

Juan 2:1-13 Una Boda en Caná de Galilea

1 Al tercer día hubo una boda en Caná, un pueblo de Galilea. La madre de Jesús estaba allí, 2 y Jesús y sus discípulos fueron también invitados a la boda. 3 Se acabó el vino, y la madre de Jesús le dijo: --Ya no tienen vino. 4 Jesús le contestó: --Mujer, ¿por qué me dices esto? Mi hora no ha llegado todavía. 5 Ella dijo a los que estaban sirviendo: --Hagan todo lo que él les diga. 6 Había allí seis tinajas de piedra, para el agua que usan los judíos en sus ceremonias de purificación. En cada tinaja cabían de cincuenta a setenta litros de agua. 7 Jesús dijo a los sirvientes: --Llenen de agua estas tinajas. Las llenaron hasta arriba, 8 y Jesús les dijo: --Ahora saquen un poco y llévenselo al encargado de la fiesta. Así lo hicieron. 9 El encargado de la fiesta probó el agua convertida en vino, sin saber de dónde había salido; solo los sirvientes lo sabían, pues ellos habían sacado el agua. Así que el encargado llamó al novio 10 y le dijo: --Todo el mundo sirve primero el mejor vino, y cuando los invitados ya han bebido bastante, entonces se sirve el vino corriente. Pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora. 11 Esto que hizo Jesús en Caná de Galilea fue la primera señal milagrosa con la cual mostró su gloria; y sus discípulos creyeron en él. 12 Después de esto se fue a Cafarnaúm, acompañado de su madre, sus hermanos y sus discípulos; y allí estuvieron unos cuantos días. 13 Como ya se acercaba la fiesta de la Pascua de los judíos, Jesús fue a Jerusalén.

Reflexión:

Bueno en esta serie de mensajes que les escribo en esta oportunidad les comparto la historio a de la Boda de Caná. En una oportunidad en la iglesia, estaba uno de los músicos(Un Bajista), esta persona la invitaron, a ir a otro país para tocar. De forma sincera para servirle a Dios, el puso el agua, es decir su habilidad, sus ganas de tocar para la gloria de Dios, el vino y la transformo en un mejor músico, Dios lo recompenso, es decir si tu quieres emprender algo, preséntale tu agua a Cristo, y el la convertirá en vino, siempre y cuando sea voluntad de Dios, veras los resultados, no te afanes, no hagas nada con egoísmo, más bien hazlo todo para la gloria de Dios. Y el tomara tu agua y la convertirá en vino.

Esforcémonos, y sigamos adelante, poniendo siempre la mirada en Cristo,

Se cuidan Dios los bendiga. Sergio Méndez.

3 comments:

hector said...

Gracias por compartir la palabra de Dios, es dificil encontrar a alguien, entre muchos lados y uno de estos es la universidad, que te hable de Dios. Tratare de poner mi agua y Dios dirá. Que Jesus y Maria Siempre los acompañen. Saludos

Heber said...

Muy bonita la reflexiòn. A mi manera de pensar, creo que Dios dejò en cada quien algo especial, y es bonito cuando esto se usa para hacer algo para Dios . Hay muchas cosas que parecen ser muy pequeñas, pero en las manos de Dios un grano de arena es muy ùtil. Èxitos... =)

luis said...

Que bueno que alguien nos recuerde a Dios, muchos de nosotros nos hemos olvidado de ÉL, permítanle que llene sus vidas, No soy digno que entres en mi casa pero una palabra tuya bastará para sanarme.